Historia de la Almazara
Maquinaria de la Almazara
LEADER
COMUNIDAD DE MADRID
Plano

 

Teléfono: 91 872 10 13
almazaradebrea@hotmail.com www.almazaradebrea.org

Dirección:
Plaza de la Solana, s/n. 28596 Brea de Tajo (Madrid)
de situación
Patrocinadores,

HISTORIA DE LA ALMAZARA

La Almazara, hoy rehabilitada y convertida en museo, es la única que queda en pie de los varios molinos de aceite que existieron en Brea de Tajo. El aceite era para la mayoría de los habitantes de la villa el único patrimonio que poseían, y en cierta medida la vida del pueblo giraba en torno al olivo: el cultivo del fruto y la producción del zumo de la oliva. Es por ello que el la villa, existiesen varias almazaras que se dedicaban a la producción del aceite.

La Almazara estuvo en funcionamiento hasta el año 1967, año en el que se crea la cooperativa aceitera de la región Centro de España “RECESPAÑA”, y a la que se unieron la mayoría de los pueblos de la comarca, lo que provocó que la mayoría de los molinos pequeños se fuesen cerrando. De esta manera se tendió una mano al progreso en la agricultura, se permitió que la tecnología accediese al campo y que la producción de aceite aumentase en cantidad y calidad.

Los comienzos de la Almazara no están muy definidos en el tiempo, aunque se tienen indicios que que ya funcionaba en siglo XIX.

La Almazara ha sido objeto de reformas en el tiempo con el objetivo de ir adaptándose a los tiempos. La primera de ellas fue en 1928, momento en el que se sustituye la tracción animal (mulas) por motores eléctricos, aprovechando que la electricidad llega a la localidad. También se sustituyeron los molones primitivos por dos nuevos en forma cónica.

En 1954 se realiza una nueva reforma incorporando la batidora, se añade un nuevo molón a los dos ya existentes y se realiza una reestructuración de la sala de producción dejándola tal y como esta en la actualidad.

Desde que se cierra en 1967 hasta la actualidad su uso ha sido privado y ha servido como almacén. En 2006 se acomete la reconstrucción de este viejo edificio con el fin de lucirse como Museo Oleico, y ser un bien de interés cultural, fiel componente en el desarrollo rural de nuestros pueblos.